Los presidentes de Coljuegos y Fecoljuegos hicieron un recorrido por casinos y bingos de Bogotá para verificar los cumplimientos de los protocolos de bioseguridad frente al Covid-19 y la forma como avanzan hacia la reactivación económica los juegos de suerte y azar.

El presidente de Coljuegos, Juan B. Pérez Hidalgo y el presidente del gremio Fecoljuegos, Evert Montero Cárdenas, realizaron un recorrido por cuatro establecimientos de juegos localizados en Bogotá, en los cuales se constataron las estrictas condiciones de bioseguridad que están cumpliendo los casinos durante su proceso de reapertura y la forma como avanzan hacia la reactivación económica de los juegos de suerte y azar. “Nos complace encontrar establecimientos con sus puertas abiertas y que cumplen con todos los protocolos de bioseguridad de manera preventiva, en medio de la pandemia del Covid-19”, afirmó el Presidente de Coljuegos.

El recorrido comenzó en el Bingo Verano del barrio Primero de Mayo, en Bogotá, para luego seguir hacia el Casino Oasis del barrio 20 de julio. La gira culminó en el Casino Luckia, localizado en la Zona T, al norte de Bogotá. “Nuestros establecimientos están cumpliendo con todos los protocolos establecidos por las autoridades y son ejemplo de que podemos avanzar hacia una reactivación económica cumpliendo las condiciones de bioseguridad más estrictas”, afirmó el presidente de Fecoljuegos, Evert Montero Cárdenas.

En el proceso de reactivación económica de los juegos localizados, al 13 de octubre tenemos 81.166 máquinas electrónicas tragamonedas operando frente a las 88.066 que se encontraban funcionando antes del aislamiento obligatorio, 9.920 sillas de bingo operando en comparación con las 20.793 que se encontraban en funcionamiento hasta marzo y 412 mesas de casino en relación a las 571 de antes de la pandemia. En la actualidad se encuentran activos 331 contratos de concesión con Coljuegos.

Hay que recordar que Coljuegos inició, al tiempo que el aislamiento obligatorio producto de la pandemia del Covid-19, un plan para contribuir a la reactivación económica de los juegos de suerte y azar. Entre otras medidas, se logró la transferencia de más de 50.000 millones de pesos destinados a los departamentos y municipios, para atender la actual emergencia sanitaria. “Desde el primer día del aislamiento obligatorio hemos dispuesto todo lo necesario para acompañar a los operadores en su proceso de reactivación, de tal suerte que el impacto sea el menor posible”, agregó Pérez Hidalgo.

Así mismo se impulsó la adopción de una serie de medidas para que los operadores suscriban acuerdos de pago, sin intereses moratorios, para las cuotas causadas o que se debían pagar en los meses de marzo y abril y para que todas las modalidades de juegos cuenten con unas condiciones de operación ajustadas a las nuevas realidades que la situación actual le impone a la industria, de aislamiento y distanciamiento social y de una gran reducción en las posibilidades de oferta. De la misma forma, se logró poner en marcha un plan para el reinicio de las operaciones, de acuerdo con los lineamientos de las autoridades de salud y previa adopción de un protocolo con condiciones de bioseguridad.

Deja un comentario