Fecoljuegos ha dado cuenta a través de visitas y evidencia fotográfica que sus afiliados están asumiendo la responsabilidad manteniendo la rigurosidad de la aplicación del protocolo de bioseguridad.

Con la apertura de los establecimientos y la reactivación económica de todos los sectores en el país, los colombianos y las empresas deben estar en estos momentos más comprometidos con la prevención de contagio de COVID-19, aún cuando las cifras de afectación han ido disminuyendo.

El virus no ha desaparecido, por lo cual, ante un riesgo de rebrote, debe haber una mayor corresponsabilidad frente al cuidado de la salud, las medidas impartidas por el Ministerio de Salud y los protocolos de bioseguridad aprobados para cada industria, estos deben mantenerse en la práctica evitando además de la posibilidad de contagio en las salas de juego, una afectación en la imagen y confianza que tiene la opinión pública sobre los establecimientos. 

“Hacemos un reconocimiento especial a nuestros afiliados ubicados en Barranquilla, tuvimos la oportunidad de visitar los establecimientos y nos encontramos con resultados muy positivos, los espacios están adecuados de tal manera que se asegura al cliente el cuidado que se requiere. Felicitamos a estas empresas que han demostrado ser muy organizadas con la implementación del protocolo de bioseguridad, los establecimientos que hemos visitado hasta el momento y aquellos que han compartido con nosotros la adecuación de sus salas,  cumplen con cada una de las medidas sanitarias aprobadas para nuestra industria, lo cual, es motivo de orgullo para el gremio y para todo el sector” afirmó el presidente de Fecoljuegos, Evert Montero Cárdenas

“También queremos resaltar  que hemos encontrado un compromiso muy importante por parte de los colaboradores con sus empresas y los clientes, han sido responsables con las acciones que deben tomar porque entienden que es a su vez una forma de cuidar la salud de sus familias”. agregó el directivo.

La industria de juegos de suerte y azar es consciente de que la única forma de proteger la actividad es ser socialmente responsables con la aplicación de las medidas sanitarias específicas para  casinos y bingos, solo si garantizamos espacios seguros conseguiremos que pronto se normalice la operación, que se mantenga y que los clientes retornen a las salas de juego porque se sienten cómodos y resguardados, por eso, hacemos un llamado a todos los operadores autorizados en el país para que cumplan con el protocolo, recordando que de la responsabilidad que asuman depende la sostenibilidad del sector.

Deja un comentario