Fecoljuegos con el ánimo de seguir profesionalizando al sector de los juegos de suerte y azar, en alianza con la Universidad EAN culminó con éxito el diplomado “Sistema de administración basado en riesgos: estrategia para el fortalecimiento de los empresarios del sector de juegos de suerte y azar”, destinado a oficiales de cumplimiento.

Según el presidente de Fecoljuegos, Evert Montero Cárdenas, este es el inicio de una serie de jornadas académicas que se realizarán con el propósito de posicionar la industria: “Este diplomado va a ser muy importante para nuestro sector, las organizaciones que están al frente en la prevención del lavado de activos y financiación del terrorismo están muy interesados en los procesos que están llevando este gremio. Los oficiales de cumplimiento juegan un papel fundamental y determinante en cuanto credibilidad, responsabilidad y posicionamiento de esta actividad. Han sido 100 horas de trabajo, pero ha sido para enriquecimiento personal y para el sector, esperamos este sea el inicio de muchas otras jornadas educativas; Esta industria está posicionándose en los lugares donde debe estar. Sin lugar a duda vamos a seguir avanzando”.

Por su parte Antonio Gómez, coordinador académico del diplomado resaltó: “Este programa ha representado un reto bastante importante, cada vez son más las organizaciones que están buscando la forma de permear al sistema de actividades ilícitas que de no tener cuidado en nuestras organizaciones va a derivar en riesgos como sociedad frente a los cuales nos debemos proteger. Estamos finalizando un proceso exitoso que nos deja con la tarea de continuar mejorando, garantizando el mejor compromiso para responder a estos nuevos retos. Los resultados saltan a la vista”.

Esta iniciativa se da debido la importancia que tiene minimizar los riesgos en las organizaciones dentro de un marco jurídico nacional e internacional ante el riesgo a las que se pueden ver expuestas a delitos como el lavado de activos o el financiamiento del terrorismo.

Para este propósito, el sistema de este diplomado se diseñó por etapas, ello con el fin de mantener una sólida línea de trabajo que permitiera la anticipación de contingencias que se podrían materializar en riesgos para las organizaciones que pueden ser foco de la delincuencia para estos propósitos; en tal sentido, las etapas se definieron desde la identificación, medición, control y monitoreo de los riesgos de lavado de activos y financiación del terrorismo, etapas que se soportan en ocho elementos a saber: políticas, procedimientos, documentación, estructura organizacional, órganos de control, infraestructura tecnológica, divulgación de la información y capacitación.